Derecho Civil. Profesor Dr. Antonio Aznar Domingo.  
•   Inicio  •    •  Tu Cuenta  •  
Principal
· Portada
· Archivo de Novedades
· Bibliografía específica Derecho de Familia
· Bibliografía específica Derecho de Sucesiones
· Buscar
· Consultas
· Enlaces de interés
· Guía Docente Derecho Civil de la Familia, 2020-21
· Guía Docente Derecho Civil III, 2020-21
· Recomiéndenos
· Secciones
· Tu Cuenta
Acceso
Nickname

Password

¿Todavía no tienes una cuenta? Recuerda que debes CREARTE UNA para acceder a todos los contenidos y efectuar consultas online.
Gente Online
Actualmente hay 3 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
DERECHO DE FAMILIA. LECCIÓN 3.- SISTEMAS MATRIMONIALES EUROPEOS.
DocenciaLECCIÓN 3.- SISTEMAS MATRIMONIALES EUROPEOS.

Pulsando "leer más" encontrarás el contenido de este epígrafe.

LECCIÓN 3.- SISTEMAS MATRIMONIALES EUROPEOS.

Matrimonio civil obligatorio.
Francia, sigue el sistema del matrimonio civil obligatorio previo al matrimonio religioso.
Bélgica, matrimonio civil obligatorio previo. Recogido en su Constitución (art.21),
tiene una excepción de contraer matrimonio religioso cuando hay “peligro de muerte”.
Cuando alguno de los cónyuges está en peligro grave de muerte se permite realizar primero o únicamente el religioso.
Luxemburgo; el art. 21 de su Constitución recoge la obligatoriedad del matrimonio civil previo al matrimonio religioso sin excepción alguna.
En estos tres países existen normas penales que castigan al ministro de culto que celebra un matrimonio religioso sin haber contraído el matrimonio civil, aunque en la práctica estas normas no se aplican estrictamente.
Alemania, se establece en el CC alemán el sistema matrimonial obligatorio previo al religioso, pero sin sanciones penales en caso de incumplimiento.
Holanda, existe el matrimonio civil obligatorio previo al religioso y se establece responsabilidad penal para el ministro de culto que incumple esta norma, aunque no se aplica y está en desuso.
Austria, es el único Estado de la UE que establece el matrimonio civil obligatorio en el que se puede contraer matrimonio religioso antes o después del matrimonio civil.
Fue una sentencia de la Corte Constitucional austriaca en 1955 la que estableció que al Estado le es indiferente cuando se celebre el matrimonio religioso, ya que no tiene
eficacia civil y sino celebran el matrimonio civil, su situación sería similar a las de las uniones de hecho.
Sistema matrimonial facultativo.
Inglaterra y Gales, se puede contraer matrimonio ante el encargado del Registro Civil o bien en un edificio religioso registrado como tal; o bien, por razones históricas
en una sinagoga o en una casa de reunión de la Sociedad de Amigos (lugares de reunión de los cuáqueros). Las iglesias nacionales de Inglaterra y Gales tienen competencia para celebrar el matrimonio y realizar las gestiones y
formalizaciones previas al matrimonio.
Escocia, son mayoritariamente católicos, hasta 1939 se mantenía el sistema matrimonial anterior al Concilio de Trento (matrimonio canónico, matrimonio ante testigos).
Irlanda, la religión mayoritaria es la católica y se puede optar entre el matrimonio civil y el matrimonio canónico
En Inglaterra e Irlanda las organizaciones eclesiásticas carecen de jurisdicción por lo que sus competencias se limitan al ámbito de su religión, sin vigencias civiles.
Dinamarca, Finlandia, Suecia, en estos tres países el sistema matrimonial es muy similar. En los tres se puede optar por una forma religiosa de matrimonio canónico, aunque las formas religiosas admitidas dependen de una autorización administrativa en Dinamarca y Finlandia y en Suecia de un registro especial.

Grecia, hasta su entrada en la UE era obligatorio el contraer matrimonio ortodoxo, sólo los judíos y musulmanes tenían un estatuto propio que les permitía la doble ceremonia: civil y ortodoxa, no de su religión. Después de su entrada en la UE se transforma en un sistema facultativo donde se puede contraer matrimonio civil u ortodoxo o ante cualquier ministro de otro culto conocido en Grecia, por lo que no se establece legislación específica para contraer matrimonio con efectos civiles, y por lo tanto, la ley Griega ha asumido la competencia exclusiva sobre los temas matrimoniales.

FORMAS DE CELEBRACIÓN DEL MATRIMONIO EN ESPAÑA.
Las formas de celebración del matrimonio se encuentran reguladas en el artículo 49 del Código Civil.
Hay dos formas admitidas en nuestro ordenamiento jurídico para la celebración del matrimonio. Pero, eso sí, son formas "ad solemnitatem", es decir, si estas formas no se dan en el matrimonio el matrimonio es nulo.

La forma civil del matrimonio,
La celebración del matrimonio civil requiere:
1.- La existencia de un expediente matrimonial previo (arts. 56 y 65 CC, y arts. 238 y ss. de la Ley del Registro Civil.)
2.- La presencia de un funcionario de los mencionados en el art. 51 del Código Civil.

La competencia para constatar mediante acta o expediente el cumplimiento de los requisitos de capacidad de ambos contrayentes y la inexistencia de impedimentos o
su dispensa, o cualquier género de obstáculos para contraer matrimonio corresponderá al Secretario judicial, Notario o Encargado del Registro Civil del lugar del domicilio de uno de los contrayentes o al funcionario diplomático o consular Encargado del Registro Civil si residiesen en el extranjero.
Será competente para celebrar el matrimonio:
1.º El Juez de Paz o Alcalde del municipio donde se celebre el matrimonio o concejal en quien éste delegue.
2.º El Secretario judicial o Notario libremente elegido por ambos contrayentes que sea competente en el lugar de celebración.
3.º El funcionario diplomático o consular Encargado del Registro Civil en el extranjero.
Esta norma del artículo 51 del Código Civil se complementa con lo dispuesto en el art. 57 del Código Civil.
3.- La celebración de la ceremonia civil, que se halla recogida en los artículos 58 y 62 del Código Civil.

Las formas religiosas del matrimonio.
La forma religiosa del matrimonio está prevista en los artículos 59 y 60 del Código Civil. De estos artículos se deduce que la forma de celebración del matrimonio admite que se pueda celebrar por cualquiera de los ritos de las distintas Confesiones religiosas admitidas en nuestro Derecho. La utilización de una forma prevista por una confesión no inscrita no es admisible en nuestro ordenamiento jurídico.
Respecto a la Iglesia Católica, están vigentes los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede de 1979, que sustituyeron al Concordato de 1953.
En 1992, con la entrada en vigor de las Leyes 24/1992, 25/1992 y 26/1992, de 10 de noviembre, se aprobaron los Acuerdos de Cooperación del Estado con:
- Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE).
- Federación de Comunidades Israelitas de España (FCIE).
- Comisión Islámica de España (CIE).
Esto supuso una importante innovación en el sistema matrimonial español.
Cualquier matrimonio celebrado por esas confesiones religiosas produce efectos civiles (art. 60 CC).
Esas confesiones deben expedir certificado de celebración del matrimonio y entregar ese certificado para su inscripción en el Registro Civil para su inscripción en el mismo. Los artículos 63 y 65 del Código Civil prevén que aunque esos certificados se extiendan con posterioridad a la celebración del matrimonio, el encargado del Registro Civil es competente para examinar si se ha producido esa celebración con los requisitos de capacidad que exigen el Código Civil y, en consecuencia puede
admitir o denegar la inscripción de los mismos en el Registro Civil.

FORMAS ESPECIALES DE CELEBRACIÓN DEL MATRIMONIO.
Matrimonio por poder o por apoderado (artículo 55 Código Civil).
Ya fue regulado en la Ley del Matrimonio Civil de 1870 y posteriormente por el CC originario.
Tiene procedencia canónica y se tiene constancia de que está regulado desde finales del siglo XIII.
La Ley 30/1981 ha mantenido la vigencia de este matrimonio, aunque actualmente es muy escasa su celebración.
El apoderado que concurre a la celebración no es un verdadero representante, sino un mero transmisor de la voluntad del poderdante referido exclusivamente a la prestación del consentimiento.
Siempre será necesaria la presencia en persona del otro contrayente (art. 55.1 Cc).
Se excluye la posibilidad de que ambos contrayentes actúen por medio de apoderado.
Este mismo artículo sólo admite este matrimonio cuando uno de los contrayentes no resida en el lugar de celebración, por lo que no es posible en caso de enfermedad o viaje temporal.
Respecto a la extinción del poder, ver artículo 55.3 CC.

Matrimonio en peligro de muerte (art. 52 CC). También llamado matrimonio “in articulo mortis”.
Es el matrimonio que se celebra en los hospitales, o los que se celebran en algún tipo de catástrofe en la navegación aérea, marítima o terrestre.
Tiene las siguientes especialidades:
- No se requiere expediente matrimonial.
- Se puede prescindir de los testigos cuando haya una posibilidad acreditada.
- El funcionario competente puede ser el Juez del Registro Civil, el delegado o el Alcalde, aunque los contrayentes no residan en el domicilio o en la circunscripción de cada uno de ellos.
Respecto de los militares en campaña, puede celebrar el matrimonio el Oficial superior o Jefe inmediato, y respecto de los matrimonios que se celebren en una nave o en una aeronave será el Comandante de la misma.
El matrimonio secreto.
Es una institución característica del Derecho canónico que el legislador de la codificación no consideró oportuno incluir en el Código Civil. Sin embargo, por R.D. de 19 de marzo de 1906 el matrimonio secreto se incorporó a la legislación civil.
Actualmente está contemplado en los artículos 54 y 64 CC.
Es un matrimonio que sólo puede autorizar el Ministro de Justicia cuando concurra causa grave y suficientemente probada.
Como tal matrimonio secreto se hará sin edictos ni proclamas, y si se tramitara un expediente éste se hará reservadamente.
El problema con el que nos vamos a encontrar es que esos matrimonios se inscriben en un libro especial del Registro Civil Central (arts. 70,78 y 79 de la Ley del Registro Civil, y arts. 266 a 270 Reglamento del Registro Civil).
El problema es que como la inscripción se ha hecho reservadamente, el matrimonio secreto mientras no se inscriba en un Registro Civil público no perjudica los derechos
de otras terceras personas, y es que, aunque esto no parezca importante sí que importa porque en el matrimonio hay dos esferas:
- Una personal: el matrimonio es totalmente válido desde su celebración, ninguno de los dos contrayentes puede volver a contraer matrimonio (ver art. 327 CC).
- Una patrimonial: que respecto de terceras personas, en el ámbito patrimonial no tienen por qué saber que hay un matrimonio secreto, realizan negocios jurídicos con
cualquiera de los contrayentes, y según sea el régimen económico de ese matrimonio se necesitará el consentimiento de ambos contrayentes o no. Si se necesita el consentimiento de ambos y el tercero realiza negocios con solo uno de los contrayentes sin el consentimiento del otro, esos negocios no se pueden ver perjudicados aunque haya matrimonio.

El matrimonio de los españoles en el extranjero y de los extranjeros en España.
El art. 49 del Código Civil establece la celebración del matrimonio en el extranjero cuando uno de los contrayentes es español. Se debe ajustar a la ley del lugar de celebración (lex loci). Caben diversas formas de celebración, e incluso que en ese país se admitan formas no admitidas en España.
Ver las normas de conflicto reguladas en nuestro Código Civil en los artículos 9 y siguientes.
La Dirección General de Registros y del Notariado ha admitido la validez de los matrimonios celebrados en el extranjero por algún español, ante representante consular de un tercer país, siempre que sea ésta una de las formas admitidas por la ley del país de celebración.
Si se trata de extranjeros que celebran el matrimonio en España, el art. 50 del Código Civil dice que "Si ambos contrayentes son extranjeros podrá celebrarse el matrimonio en España con arreglo a la forma prescrita para los españoles o cumpliendo la establecida por la ley personal de cualquiera de ellos".
Es decir, no se excluye una celebración no admitida en España; se podría celebrar pero no tendría validez en España.
El matrimonio simulado.
Es aquél cuyo consentimiento se emite (por una o por ambas partes) en forma legal, pero mediante simulación, sin correspondencia con un consentimiento interior, es decir
sin voluntad efectiva de contraer matrimonio.
El matrimonio simulado es inválido o nulo (arts. 45.1 y 73.1º CC).
Los matrimonios simulados fueron frecuentes en Europa durante la posguerra de la II Guerra Mundial, para adquirir la nacionalidad del consorte y poder trasladarse a
otro país.
Y en España, durante la bonanza económica de final del siglo XX y principio del XXI con la llegada de gran número de inmigrantes, que contraen matrimonio para adquirir la residencia o la nacionalidad española.
Documentos necesarios para contraer matrimonio en España.
Para contraer matrimonio civil en España se necesita aportar la siguiente documentación:
Súbditos españoles:
- Certificado literal de nacimiento, expedida por el Registro Civil correspondiente al lugar de su nacimiento en fecha no anterior a 6 meses (puede solicitarse a través de la página web del Ministerio de Justicia.
- Certificado de residencia relativo al domicilio de los dos últimos años. En España la expide el Ayuntamiento. Caduca a los 3 meses.
- En caso de estar divorciado, certificado literal de matrimonio con la correspondiente inscripción marginal de disolución del mismo.
- En caso de estar viudo, certificado de defunción y Libro de Familia.

Súbditos extranjeros:
- Certificado plurilingüe de nacimiento.
- Certificado de capacidad matrimonial o de estado civil (en caso de que el país
del contrayente extranjero no expida el primero).
- Certificado de empadronamiento.
- En caso de ser divorciado, certificado de matrimonio plurilingüe con inscripción del divorcio, así como sentencia de divorcio debidamente apostillada y traducida, o Certificación según el artículo 39 del Reglamento 2201/2003 para sentencias europeas dictadas después del 01/03/2001 (la expide el tribunal que dictó la sentencia de divorcio).
- En caso de ser viudo, certificado plurilingüe del primer matrimonio y certificado plurilingüe de defunción del cónyuge.
Toda certificación que no sea plurilingüe, deberá ser legalizada con la Apostilla (países que han firmado el Convenio de La Haya) o con la legalización por el Ministerio de Asuntos Exteriores y por la Representación Diplomática española en el
país, así como traducida al español por un traductor jurado (reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España).
Enviado el Martes, 07 abril a las 10:39:20 por antonio
 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Docencia
· Noticias de antonio


Noticia más leída sobre Docencia:
LECCIÓN 16: ENGINEERING y CONTRATO DE FRANQUICIA (FRANCHISING)

Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Topicos Asociados

Docencia

Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de su respectivos autores. Los contenidos son propiedad de su autor.
Diseño Web por Web Empresas